Bienvenida

Bienvenida
Déjanos tu comentario, sugerencia o saludo. Gracias por tu visita

viernes, 11 de julio de 2008

Carta a mis hijos

Reproduzco aquí un texto extraído del archivo las listas de correo de AFAC. Es precioso, espero que os guste. (Gracias a Ana por recordármelo).

Solo por hoy, en la mañana, voy a sonreír cuando vea sus rostros y a reír cuando tenga ganas de llorar. Solo por hoy, en la mañana, voy a dejarles escoger la ropa que se van a poner, voy a sonreír y a decirles que le queda perfecta. Solo por hoy, pediré un día de descanso, o vacaciones, para llevarles al parque a jugar.

Solo por hoy, al mediodía, dejare de hacer cosas en la casa y que me enseñen como armar ese rompecabezas juntos.

Solo por hoy, en la tarde, voy a desconectar el teléfono y a apagar la computadora, para sentarnos juntos en el jardín, y hacer burbujas de jabón.

Solo por esta tarde, no voy a reclamarles ni siquiera a murmurar, cuando griten o lloren.
Y cuando pase el carrito de los helados, voy a salir con ustedes a comprarles uno.

Solo por esta tarde, no voy a preocuparme sobre que va a ser de ustedes cuando crezcan, y voy a pensar otra vez en todas las decisiones que haya hecho acerca de ustedes.

Solo por esta tarde, dejare que me ayuden a hacer un asado y no voy a estar detrás tratando de que no se queme. Solo por esta tarde, los llevaremos a McDonald's y vamos a comprar una Cajita Feliz para mamá y otra para mi, para que tengan mas de dos juguetes.

Solo por esta tarde, les estrechare en mis brazos y les contare esa historia acerca de cuando ustedes nacieron y sobre lo mucho que los deseamos tener con nosotros.

Solo por esta noche, les dejare salpicar en la ducha y no me voy a enojar.

Solo por esta noche, les dejare despierto hasta tarde, mientras nos sentamos todos en el jardín a contar las estrellas. Solo por esta noche, estaré junto a ustedes por horas y extrañaré mis programas favoritos de TV.

Solo por esta noche, cuando pase mis dedos entre sus cabellos mientras se duermen, simplemente daré gracias a Dios por el mayor regalo que he recibido.
Voy a pensar en las madres y en los padres que están ahora buscando a sus hijos extraviados; las madres y padres que visitan a sus hijos en sus tumbas en lugar de en sus camas, y en las madres y padres que están en los hospitales mirando sufrir a sus hijos, gritando por dentro por no poder hacer nada mas. Y cuando les de un beso de buenas noches les voy a estrechar un poco mas fuerte, un poco mas tiempo.

Así, agradeceré a Dios por ser tan feliz y no le pediré nada, excepto, un día mas.
Actualizo. Cuando mi amiga Cris leyó esta entrada, me contó que ella tiene este texto en su oficina y lo lee a menudo. Yo sabía que lo había leído antes y estoy segura de que fue a través suyo. Así pues, por si acaso, agradezco a Cris también hacérmelo llegar. Como le digo siempre: ¡Gracias moooooor!

3 comentarios:

  1. Como siempre eres capaz de ponerme los pelos de punta.... Gracias por compartir con nosotros estas cosas tan bellas... Besitos...

    ResponderEliminar
  2. Es precioso, yo lo tengo puesto en mi mesa de la oficina y lo leo todos los días para no olvidarlo...
    Ayyyy, mis niños guapos!!
    TQMCLTATYMMMMMMMMMMMMMMMMMMMM

    ResponderEliminar
  3. Uy Cris... se me olvidó actualizar, ahora mismo voy!

    ResponderEliminar

Gracias por dejarnos tu comentario.

Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis
FaltaMenos.com Calendario

Actividad: Hasta hoy llevamos