Bienvenida

Bienvenida
Déjanos tu comentario, sugerencia o saludo. Gracias por tu visita

miércoles, 15 de abril de 2009

Hijos e hijos

 14 de noviembre de 2006

Si algo tienen las listas de AFAC es que son enriquecedoras, una experiencia como pocas. Entre todos vamos poniendo nuestro granito de arena y haciendo una gran montaña de experiencias, consejos, sentimientos... Es imposible no conectar con alguien dada la cercanía de intereses.
Hoy he tenido la suerte de leer el texto que reproduzco a continuación, tal cual lo ha enviado su autor. Léelo, varias veces, verás qué forma de reflejar una realidad que muchos sentimos.
Muchas gracias, Rafa.

En un embarazo “natural”, el cuerpo se va preparando. La mente, el vinculo emocional, lo afectivo, también. Existe toda una explosión… todo un proceso bioquímico que dura nueve meses y busca que esa nueva vida llegue “al puerto” que ha de llegar y prospere. Lo sientes dentro, lo vives dentro, tienes tus incertidumbres y tus miedos… Vives los cambios de tu piel, de tu pelo, de todo tu cuerpo, del suyo…

 

En una adopción, el cuerpo se va “preparando”. La mente, el vínculo emocional, lo afectivo, todo… también. Sin embargo, existe otro tipo de estallido y todo un proceso (no se si bioquímico) pero que si que deja un rastro… Un rastro en forma de rostro con sonrisa dulce y permanente. Un rostro plácido cual Gioconda de Da Vinci. Esa placidez que da sentir haber vencido a lo invencible.  Y es que… Aquí no existe abrazo de amor previo. Aquí te enfrentaste, en su día, a ese angustioso proceso llamado “informe psicosocial” y que has vivido como juicio de Inquisición. Y ¡claro! Has demostrado que tú no eras “hereje” sino, como mucho “estéril”. ;-)))

 

Yo, lo llamo: “alquimia”. Es un proceso “mágico” que consiste en convertir tu corazón en oro puro a través del maravilloso sentimiento que se engendra en tus entresijos soñando hijos.

 

Y cuando por fin tienes esos hijos de tu vientre o de tu Oriente y que por fin abrazas, ¡zas! Tu corazón se convierte en oro macizo de 24 besotes. (¿o era kilates? ;-)))) )

 

Bueno… da igual de qué veinticuatro kilates o besotes se trate. Lo importante es que fruto de tu vientre o fruto de tu mente, hijos son para siempre.

 

 

¡Hala!

Ya me salió la cosa empalagosa. X-))))

 

Besos para todos,

Rafa Bonacasa




Publicado por:

3 comentarios:

  1. Es Rafa Bonacasa... los que estamos en la lista, con solo oir/leer este nombre, ya sabemos que algo bueno va a venir en el mensaje.

    Como siempre maravilloso, me encanta lo de la alquimia y los 24 besotes, me lo guardo para mi peque, porque a mi se me había pasado, o no me ha llegado desde la lista,
    besitos

    ResponderEliminar
  2. Preciosa esta entrada...gracias Rafa Bonacasa por escribir palabras tan bellas y gracias a tí por ponerla en tu blog y hacer que nos lleguen a todos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Precioso, realmente precioso... no puedo añadir mas...
    TQMCLTATYMMMMMMMMMMMMMMMMMM

    ResponderEliminar

Gracias por dejarnos tu comentario.

Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis
FaltaMenos.com Calendario

Actividad: Hasta hoy llevamos