Bienvenida

Bienvenida
Déjanos tu comentario, sugerencia o saludo. Gracias por tu visita

viernes, 2 de mayo de 2008

Madres

El domingo es el día de la madre. Si es que es posible que solamente haya un día de la madre, porque ese es un título que una vez ganado no se abandona jamás.

Soy madre. Y soy hija. Hoy quiero hablar de mi madre. Mi relación con ella no siempre ha sido la ideal. Mi infancia transcurrió mientras ella se enfrentaba a la enfermedad de mi padre y todo lo que ello conllevaba. Le tocó lidiar con mi adolescencia, que fue tremenda, con una paciencia infinita. Ella si que sabe de paciencia. Tiene un máster en paciencia. Cuando llegué a adulta, me acompañó en todo momento, me ayudó a buscar casa, me ayudó a montarla y decorarla... incluso ya casada me tuvo como a una reina. Y yo, desde luego, no se lo he pagado lo suficiente.
Ahora vivimos con ella. Los meses anteriores a esta convivencia fueron los peores en nuestra relación. Llegué incluso a pensar que la había perdido por completo. Afortunadamente no fue así. Hoy en día compartimos casa y nuestros roces siempre se deben a lo mismo... es algo a lo que debemos acostumbrarnos, tenemos puntos de vista diferentes y nos respetamos, pero en el momento en que una cruza la línea de la otra... se arma.
Ella tiene mucho carácter. Y yo también. Pero no somos iguales. Y ella ya pierde gas, mientras que yo lo tengo al ciento veinte por cien.

Cuando nos hicieron la entrevista para el CI, conté que mi madre había llevado nuestra familia adelante, cuatro hijos, un negocio y a mi padre enfermo. Nunca olvidaré la cara que puso la asistente social. De asombro. De admiración.

Y ciertamente es admirable. Mal o bien, con su mejor intención siempre, supo encauzarnos a todos, y la prueba evidente es que todos los hermanos sacamos adelante el negocio, cuando nadie daba un duro por nosotros. Este plural en el que me incluyo es un poco injusto, porque por mi edad, realmente yo llegué cuando la mayor parte estaba hecho. Pero creo que yo también he trabajado duro, he puesto mi granito de arena para que todo vaya adelante.

Y mientras, mi madre estuvo ahí, en su "puesto de mando", llevando las riendas de la familia. Desde luego, tengo mi opinión sobre cómo lo hizo. Pero no sería justo juzgarla y por eso no lo haré. ¿Hubiera hecho yo las cosas de diferente forma? Quizá. ¿Mejor? Posiblemente no.

Asi que hoy y desde aquí, quiero dedicarle a mi madre un abrazo cariñoso y decirle que le doy las gracias, porque evidentemente, gran parte de lo bueno y malo que hay en mi, se lo debo a ella. Y está claro que pienso que tengo más de lo primero que de lo segundo.

MAMA, TE QUIERO.

2 comentarios:

  1. Hola guapa, me ha emocionado mucho tu escrito para tu madre. Creo que todas tenemos m�s o menos los mismos problemas con las nuestras pero en el fondo siempre que podemos recurrimos a ella. Voy a seguir tu blog con inter�s, todo el que t� te mereces. Mil besos para ti por ser madre y para tu madre por tenerte como hija. Carmen, madrina civil.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Blanca y más: :-D

    En este día de loa a las madres, yo tengo que decir que hubo una que me dio la vida, la educación, cariño y todo eso, pero en los últimos 17 años me he encontrado con otra madre: mi suegra. Durante todo este tiempo me ha querido como si fuera su hijo, o incluso más. Yo le dedico especialmente este día a ella. Al fin y al cabo ya me encontró "hecho" y me quiso tal cual.

    Besos y felicitaciones a todas nuestras madres. Y, por supuesto, a las madres de nuestros hijos. ¡Qué sería de nosotros sin ellas! :-)))))

    ResponderEliminar

Gracias por dejarnos tu comentario.

Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis
FaltaMenos.com Calendario

Actividad: Hasta hoy llevamos