Bienvenida

Bienvenida
Déjanos tu comentario, sugerencia o saludo. Gracias por tu visita

sábado, 3 de mayo de 2008

Día de chicas

El sábado 4, Eva y yo celebramos nuestro primer día de chicas. La excusa fue acudir a la feria del libro instalada en los Jardines de Pereda. Pero era nuestro día, para nosotras solas.

La feria de este año era más pequeña, había menos expositores. No sé si por eso, o por el magnífico día, o por la enorme cantidad de turistas que había en Santander, estaba llena de gente y costaba un poquito meterse entre la gente para revisar todos los títulos. Salimos de allí con "El juego del ángel", de Carlos Ruiz Zafón; el número 18 y último por el momento de la colección de Kika Superbruja, ("una aventura espacial"); "El código del dragón", de Tea Stilton, estos dos para Eva; y "Lily, la princesa hada, y el unicornio", un libro lleno de purpurina, para Andrea.
Además, cortesía del Ayuntamiento de Santander y del Gobierno de Cantabria, nos hicimos con "El romance de la Magdalena", de Pedro Crespo de Lara; "Tu ternura molotov", de Gustavo Ott; "La santa perdida", de Alejandro Licona, y "Una silla tres euros", de Miguel Signes, estas tres últimas son teatro.

Además y para nuestra sorpresa, había junto a la feria del libro un mercado medieval. Asi que, como había mucho que
ver, nos fuimos a comer para regresar después. Comimos en un chino, cómo no. Estaba todo buenísimo. Luego compramos un helado que nos fuimos comiendo mientras regresábamos a los Jardines, para descubrir que los puestos del mercado estaban cerrados. Hacía un calor espantoso y definitivamente, nosotras no íbamos preparadas para ello (pantalones vaqueros y mangas largas, por no hablar del calzado). Asi que, mientras hacíamos tiempo para que los medievales levantaran el toldo, nos sentamos en un banco. Entre sol y sombra, no estaba mal. Nos turnamos para tumbarnos sobre el banco a descansar un poquito. Qué duro estaba el condenado, jeje. Volvimos a pasear. Compramos rosquillas, recien hechas, cómo olían, mmmm... Por fin vimos los puestos. Compramos rosas de madera de varios colores, para regalar a las abuelas. Eva se compró una con su dinero. (Es una bruja, ya sabéis por qué... ). Luego se compró un colgante con una tortuguita, más mono... había de mariquita... ya lo sabéis, jeje... y me compró uno, claro. Yo hice como que no me enteraba ;-)

Volvimos al coche, agotadas y asaditas de calor. El termómetro del coche marcaba 33,5ºC. ¡Qué horror!

Asi acabó nuestro día de chicas. Lo pasamos genial. Tuvo de todo, libros, que nos encantan a las dos, compritas, comida china, y mucha charla entre madre e hija. Hablé sobre todo yo (a que no os sorprende?) pero como espero repetir este día a menudo, supongo que finalmente Eva se soltará un poquillo.

1 comentario:

  1. Felicidades por tu blog, me he suscrito y lo seguiré a partir de ahora.

    Saludos,
    JP
    http://historias-de-jp.blogspot.com

    ResponderEliminar

Gracias por dejarnos tu comentario.

Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis
FaltaMenos.com Calendario

Actividad: Hasta hoy llevamos