Bienvenida

Bienvenida
Déjanos tu comentario, sugerencia o saludo. Gracias por tu visita

martes, 30 de septiembre de 2008

DIARIO: SEPTIEMBRE DE 2008


1 de septiembre: La tierra vuelve a temblar en Sichuan. Las noticias reportan al menos 25 fallecidos y miles de afectados.
Se habla del 9 de febrero como posible fecha de corte. Serían 9 días, una cifra magnífica aunque algo engañosa, ya que la primera semana de febrero no hubo registros al coincidir con el año nuevo chino. En cualquier caso, son 9 días menos que nos separan de nuestr@ peke!





6 de septiembre: Primera jornada completa. Vemos el centro: Campo di Fiore-mercado estupendo-, Piazza Navona, Panteón, Piazza e iglesia de Santa María sopra Minerva, Fontana di Trevi, San Pietro in Vincoli, Piazza Spagna, Via Condotti.


7 de septiembre: Aún nos duelen los pies de ayer, pero hoy vamos a ver "el círculo de los leones", jeje, así lo llama Andrea. Vemos el Coliseo, el Palatino y el Foro; la columna de Trajano, el Quirinale, la Isla Tiberina, el barrio judío. El agotamiento ya es total. No es solo que hayamos caminamo mucho, es que hace un calor tremendo.


8 de septiembre: vuelo de vuelta a casa. Estamos contentos aunque muy cansados. Yo debería ir a trabajar por la tarde, pero mi cuerpo decide no moverse.

10 de septiembre: Es nuestro aniversario de boda. Hace 14 años que nos casamos, y no cambio ni un solo día de ellos. 

13 de septiembre: Hoy toca ir de compras. Por la mañana a llenar la despensa y por la tarde, a completar el vestuario de las niñas para la boda de mi sobrina. Nos volvemos con un vestido y una chaquetita para Andrea. Está muy guapa con el conjunto. Pero no encontramos zapatos para ninguna de las tres, así que nos tocará volver a salir de compras. Solo de pensarlo se me ponen los pelos de punta! 


23 de septiembre: Primeros ecos de fecha de corte, nada optimistas. Parece ser que el tema de la leche infantil contaminada con melamina ha provocado que todos los peques de los orfanatos vayan a ser sometidos a revisión médica, lo cual redundará en más retrasos. A veces, las cuerdas a las que nos agarramos los que esperamos parecen hacerse más y más finas y es inevitable que una se rompa y caigamos, por más que enseguida volvamos a levantarnos y aferrarnos de nuevo. Y a nosotros nos quedan menos de ocho meses por delante, me pregunto cómo se sentirán los registrados en 2007 y 2008. 

26 de septiembre: Los rumores empiezan a ser más optimistas. Tal vez hablemos de una semanita. ¡Bien!
Hoy mi padre cumpliría 81 años si estuviera entre nosotros. Y como cada año este día le recuerdo como si le hubiera visto ayer. 


27 de septiembre: ¡Hoy es la boda! Por la mañana toca peluquería para las tres chicas. Tardamos poquísimo y salimos las tres requeteguapas. Hacemos una visita a los abuelos y nos vamos a casa. De camino, lavamos el coche por fuera, y luego a casa a limpiarlo por dentro. Soy la más fashion del barrio, aspirando el coche con mi moño, jejeje... 
La tarde se pasa volando y al final casi tenemos que correr pero llegamos a tiempo a la Catedral. Llega el novio, muy elegante y sonriente. Llega la novia, guapísima, muy tranquila y muy alegre, saludando a todo el mundo con la mano. La ceremonia se nos hace muy corta y amena. Ya en el hotel, tomamos el aperitivo en la terraza, hace una noche increíble para ser finales de septiembre. Pasamos al comedor. Compartimos mesa con mi hermano el más pequeño y familia. La cena estupenda y muy abundante. Y empieza la fiesta, y ahí ya lo di todo. Bailé todo menos el vals y porque no tenía pareja. Luis no se anima hasta "Paquito el chocolatero" pero a partir de ahí ya se queda. Nos reímos un montón, llegó un momento en que tuve que ir a darme ventolín porque me quedaba sin aliento de lo que salté, bailé, canté... Lo disfruté muchísimo. La fiesta continuaba en un pub de Santander pero no fuimos; Eva estuvo bailando con nosotros pero Andrea se quedó dormida en un sofá y la abuela también estaba cansada. Una retirada a tiempo es una victoria. ¡Lo hemos pasado genial! Y muchas felicidades para los novios, que por cierto, se van de viaje de novios a China. Como dijo Andrea, ¡qué morro! :-)

29 de septiembre: Ya hay fecha de corte confirmada, el 15 de febrero. Seis días como seis soles. Nos quedan 218 días por delante. El tiempo sigue corriendo y nos acerca más a nuestra peke!


Las fotos del mes:



Bajando del avión

El Vaticano



Con Andrea en la Fontana di Trevi

Piazza Navona



Encendiendo una vela

Andrea y Pinocho



Plaza de España

Descansando



El Coliseo

Todos en el Coliseo



Monumento a Vittorio Emmanuelle

Esperando para embarcar




En el avión

Andrea antes de desembarcar








Y aquí la foto del mes de mi par de monstruos, a los que como véis, Andrea tiene dominados:




Publicado por:


lunes, 29 de septiembre de 2008

Se acerca la época de los cumpleaños

Lilypie 6 - 18 Ticker


Lilypie 6 - 18 Ticker


Eva me pidió hacer un nuevo ticker con su cumpleaños. Quería saber cuántos años, meses y días tenía. Así que nos pusimos manos a la obra. Ese es el ticker que ella escogió y claro, Andrea también quiso hacer uno. Y entonces me di cuenta de que, pasado el verano, se acerca la época de cumpleaños en mi casa. Andrea cumplirá 7 el 18 de octubre; Eva, 12 el 2 de noviembre, y Luis me alcanzara en mis 41 el 21 de noviembre.

El tiempo va pasando... mucho más rápido de lo que pensamos, aunque para algunas cosas parezca inmóvil. De momento, en treinta y cuatro día celebraremos tres cumpleaños y como quien no quiere la cosa, en nada estaremos preparando la Navidad. Y ojalá 2009 sea nuestro año!



viernes, 26 de septiembre de 2008

Diccionario adoptante: Pasaje Verde (o el hilo verde)

El pasaje verde es procedimiento para adoptar a menores con necesidades especiales. Es una opción cada vez más habitual; en parte porque los plazos se acortan espectacularmente cuando hablamos de este procedimiento, lo cual lo ha hecho muy atractivo. Pero yo quiero pensar que también se debe, y en mayor medida, al hecho de que la información es mucho mayor y más clara, restando miedos que pudieran estar latentes. Muchos padres son verdes sin saberlo, y cuando lo descubren, se sienten inmensamente felices. En este punto, la información, hemos hecho mucho hincapié desde la junta de AFAC, y tengo que decir que me siento muy orgullosa de ser compañera en esta junta de dos personas muy muy especiales, muy verdes, y que han trabajado de lo lindo para dar a conocer e informar sobre pasaje verde. Son María Jerez, querida amiga y gran compañera, y Francesc Betoret. Francesc, mi querido Beto, nuestro Charlie, fue entrevistado por la revista Consumer de Eroski y el resultado es este reportaje que reproduzco a continuación. Además, el apartado de pasaje verde de la web de AFAC está constantemente actualizado, y hay una dirección de correo para responder a cualquier consulta. 


Facilidades para la adopción especial

El "pasaje verde" favorece los trámites para adoptar niños chinos con discapacidades o necesidades especiales

El endurecimiento de los trámites para adoptar en China ha supuesto un descenso en el número de expedientes tramitados. Sin embargo, existen procedimientos para ampliar las posibilidades de adopción, como el denominado "pasaje verde", un programa alternativo impulsado por el Gobierno chino para favorecer la adopción de niños con alguna discapacidad o necesidad especial. Entre otras cosas, se exige a los futuros padres tener unos ingresos superiores a los requeridos en la adopción ordinaria, pero la satisfacción también es mayor: si no fueran adoptados, los pequeños permanecerían toda su vida ingresados en instituciones de bienestar social o a la espera de someterse a una operación para optar a la adopción.

* Autor: Por AZUCENA GARCÍA
* Fecha de publicación: 30 de mayo de 2008




La adopción en China ocupa el primer puesto del ranking. El país oriental es el principal lugar de origen de los niños adoptados en España, a pesar de que la entrada en vigor de los nuevos requisitos de adopción en China ha propiciado un descenso en las cifras. En 2006, el Consulado de España en Pekín gestionó cerca de 1.800 expedientes, frente a las 2.389 adopciones tramitadas en 2004.

Precisamente en 2004, el Centro Chino de Adopción -China Center of Adoption Affaires (CCAA)- puso en marcha un nuevo programa para facilitar que los niños con discapacidad o necesidades especiales puedan ser adoptados. Este servicio, bautizado como "pasaje verde", certifica que los pequeños que residen en centros e instituciones de bienestar social reúnen los requisitos para iniciar la tramitación del expediente de adopción.

Tramitación

El proceso de adopción mediante pasaje verde guarda similitud con la tramitación ordinaria, aunque tiene ciertas peculiaridades. Periódicamente, el CCAA envía a las entidades colaboradoras en adopción internacional (ECAI) informes médicos y fotografías de los niños con necesidades especiales susceptibles de ser adoptados. Las entidades analizan esta información, así como los expedientes de familias en lista de espera, y hacen una propuesta de emparejamiento. "Queremos transmitir la realidad de estos niños, hacerles visibles porque ellos también tienen derecho a tener una familia", explica el secretario de la Asociación de familias adoptantes en China (AFAC), Francesc Betoret. De hecho, las familias que inician los trámites por la vía ordinaria y se decantan más tarde por el pasaje verde tienen prioridad en el proceso, "ya que parte de la tramitación en China ya está hecha", aclara AFAC.

Pero no hay que confundirse. "Optar por el pasaje verde no significa siempre reducir los plazos de la adopción, sino que es una vía alternativa que ayuda a cumplir el deseo de ser padres", aclara Betoret. El tiempo de espera ronda los cuatro meses, desde que el CCAA aprueba la solicitud de adopción, hasta que se expide la invitación para recoger al pequeño. Sin embargo, previamente hay que preparar la documentación del menor, los correspondientes informes médicos y la solicitud de adopción que, si obtiene el visto bueno del Centro Chino de Adopción, se comunica a los Servicios Sociales competentes para que emitan su conformidad o negativa. Si la respuesta es positiva, se comunica la asignación a la familia y comienzan los preparativos del viaje. En él, un equipo de la ECAI acompaña a la familia durante el tiempo que permanece en China. Además, al regreso al país de origen, cada entidad realiza diversos seguimientos para asegurar que la adopción es satisfactoria.

Necesidades de los niños

Los menores que pueden ser adoptados a través del pasaje verde presentan, fundamentalmente, problemas físicos o enfermedades crónicas, pero nunca problemas psíquicos. Pueden ser menores "con apenas unas marcas de varicela", padecer cardiopatías que precisan una operación o carecer de algún miembro. "Existe un amplio abanico", señala AFAC. Además, también se consideran adoptables a través de este procedimiento los niños mayores de siete años, aunque en la práctica los pequeños de esta edad que se asignan "suelen llevar asociada alguna necesidad especial", añade esta organización.

En este sentido, si en la adopción ordinaria se cuida cada detalle, la adopción especial obliga a que el proceso sea aún más estricto debido a las particularidades de los menores. El propio Centro Chino de Adopción establece los requisitos que deben cumplir las familias interesadas en el pasaje verde, según recuerda la Asociación para el cuidado de la infancia (ACI), acreditada para la tramitación de procesos en China.

En concreto, se da preferencia a las familias no monoparentales -las únicas que pueden adoptar- y se valora que los futuros padres sean "cariñosos y amables", con experiencia o formación en la patología del niño, ingresos estables y un nivel adquisitivo "mayor" que el exigido habitualmente en las adopciones en China. "Es decir, los padres han de ser mucho más conscientes de la importancia de su decisión, ya que la patología del pequeño va a tener que tratarse en España", resume Betoret.


Solo añadir, como curiosidad y por si lo habéis escuchado alguna vez y no sabéis a qué se refiere, que si los padres adoptantes hablamos del hilo rojo, las familias que adoptan por pasaje verde hablan de hilo verde.



miércoles, 24 de septiembre de 2008

101 cosas sobre mi

Yendo de un lado a otro por internet, llegué a esta página donde encontré esta entrada. Además de que comparto un montón de las afirmaciones que cuenta la autora, me pareció un reto interesante, así que hoy voy a escribir 101 cosas sobre mi.

  1.  No me gustan mis cincos ni mis sietes. Quiero decir cómo los escribo.
  2. Respecto a las letras, la que se me resistió durante años fue al G mayúscula, y con la minúscula tengo un desencuentro.
  3. Abro bolsas y paquetes por la parte delantera y superior.
  4. No me gusta ir descalza.
  5. Para distraerme, cuento cosas. Cuántas facturas he ensobrado, cuántos coches han pasado desde que el semáforo se puso en verde... 
  6. Mi color favorito es el morado.
  7. Era miope, pero me operé.
  8. Usé lentillas desde los 14 años hasta los 36.
  9. Tengo dependencia de la Coca Cola.
  10. Me gustan casi todos los juegos de mesa.
  11. Mi número favorito es el 7, y después el 5 y el 3.
  12. He estado en varios países de Europa y he pisado América y África. 
  13. A Asia espero ir pronto.
  14. Mi móvil es un Motorola, aunque me gustan más los Nokia.
  15. Adoro el chocolate en todas sus formas.
  16. Tengo una Nintendo DS negra.
  17. Mi comida favorita es la italiana, pero también me gusta la china.
  18. Por las noches nunca veo el momento de irme a dormir.
  19. Por las mañanas me cuesta un mundo levantarme.
  20. Nunca me he roto un hueso.
  21. Me han hecho dos intervenciones quirúrgicas, pero no tengo cicatrices de ellas.
  22. No me gusta hablar por teléfono.
  23. Tengo juanetes en ambos pies. Por poco tiempo, espero.
  24. Me gustan los idiomas. Detesto la física y la química.
  25. Hasta los 14 años, todo el mundo me llamaba por mi nombre compuesto.
  26. Lloro a menudo, la mayoría de las veces sin saber muy bien por qué.
  27. Tengo seis sobrinas y tres sobrinos.
  28. Fui tía con 9 años.
  29. Soy la madrina de una de mis sobrinas.
  30. Mis ojos son marrones hasta que te fijas; entonces los ves verdes.
  31. Me gusta cantar y lo hago en el coche.
  32. En el colegio cantaba en el coro.
  33. Quería ser azafata de vuelo cuando fuera mayor.
  34. Luego quise ser filóloga.
  35. Soy administrativa en la empresa familiar.
  36. Tengo alergia a los ácaros, lo que me provoca un asma leve.
  37. Mido un metro y sesenta y nueve centímetros, excepto en el médico, que me encojo.
  38. Tuve un accidente grave de coche, pero salí casi ilesa. No conducía yo.
  39. Una vez estrellé un 600 contra un árbol.
  40. Tengo un pronto muy fuerte pero se me pasa enseguida.
  41. Fui a un colegio de monjas.
  42. No llevaba uniforme, solo baby.
  43. Hice BUP por letras puras.
  44. Habitualmente conduzco un coche familiar azul.
  45. Por temporadas me muerdo las uñas.
  46. Una vez, pescando con unos amigos, me clavaron un anzuelo en la rodilla.
  47. Tengo un iPod Classic blanco.
  48. Me casé con 27 años.
  49. Fui madre con 29 y 34 años.
  50. Fui de viaje de novios a Nueva York y Orlando.
  51. Tengo dos perros.
  52. Los gatos me dan alergia.
  53. Perdí a mi padre en 2002.
  54. La persona a la que más admiro en el mundo es mi madre.
  55. A veces, la cosa más absurda me saca de quicio.
  56. Lo que más me revienta en el mundo es un listillo.
  57. Digo demasiados tacos.
  58. Mis mejores amigas viven a más de 1.000 km.
  59. Mi hij@ me espera a más de 10.000.
  60. Escucho la radio para dormir.
  61. A los 14 ya tenía moto.
  62. Mi primer coche fue un Seat Panda negro.
  63. El segundo fue un Opel Kadett GSi blanco. "El coche".
  64. El tercero, un Peugeot 405 blanco de segunda mano.
  65. El cuarto, un Opel Vectra gris plata.
  66. Hasta hoy no me había puesto a contar que he tenido cinco coches en 23 años. Buena media.
  67. Mi padre decía que en mi familia llevamos gasolina en la sangre.
  68. Me siento orgullosa de eso.
  69. Prefiero la carne al pescado.
  70. Prefiero lo salado a lo dulce.
  71. Pero me pierdo por algo con chocolate.
  72. La fuerza de voluntad no es lo mío.
  73. Pero dejé de fumar en 2003.
  74. Soy diestra.
  75. Aprendí a nadar con técnica después de los 30.
  76. Hasta entonces era mamá pato.
  77. Cuando era pequeña unos hombres me salvaron de morir ahogada en la playa de Ajo.
  78. A pesar de eso, me encanta bañarme en el mar.
  79. Nunca me quito la alianza ni el anillo de mi 40 cumpleaños.
  80. En mi alianza está grabado: "Luis 10.09.94".
  81. No me la he quitado para mirarlo.
  82. Naci en junio y soy Géminis.
  83. No me gustan las revistas de moda.
  84. Aborrezco los programas televisivos de cotilleo.
  85. En cambio, me engancho a todas las series.
  86. Me gustan el verano y el invierno por igual.
  87. Se me dan fatal las plantas.
  88. Mi flor favorita es la orquídea.
  89. De pequeña me metía en los coches de mis hermanos a escuchar música.
  90. He vivido en tres casas en toda mi vida.
  91. Me atraen todas las cosas que tienen muchos colorines.
  92. Mi colonia favorita es Chic, de Carolina Herrera.
  93. Ahora estoy usando "Agua de Naranjos de Sevilla".
  94. Mi mayor defecto es que soy muy vaga. O tal vez no es el mayor...
  95. Soy una Diógenes en potencia. Lo guardo todo.
  96. Antes tenía muy mal perder.
  97. Esto no puedo decirlo :-P
  98. Soy muy gritona.
  99. Suelo estar de buen humor y sonrío mucho.
  100. Amo a mi marido. Es lo mejor que me ha pasado.
  101.  Tengo dos hijas que son las niñas de mis ojos.


      ¡¡Lo conseguí!! (Me ha costado muuuucho). ¿Quién se anima? Es más difícil de lo que parece, así que si alguien lo hace y me lo dice, se gana un gallifante.






      domingo, 21 de septiembre de 2008

      21 de septiembre

      Pontejos, 21 de septiembre de 2008.


      Mi querida hija,

      hoy hace dos años que nuestro expediente está registrado en en Centro Chino de Adopciones. ¡Dos años! 24 meses, 731 días -este año es bisiesto-, con sus días y sus noches, que nuestra esperanza de convertirnos en familia numerosa descansa en algún estante del CCAA. Decir que cuando empezamos jamás pensamos en esperar tanto es una obviedad. En aquel entonces, eran seis meses de espera, y en Cantabria el CI se obtenía en tres, así que en menos de un año, estarías aquí. Nada fue como esperábamos, nuestro CI se demoró más de seis meses, nos faltó un papel en el expediente, un retraso, otro, otro... Pero por fin, esos papeles tan queridos por nosotros llegaron a China y allí estamos. Esperando a que una estrellita de las que trabajan en el Matching Room se decida a unirnos a ti.

      No sabemos dónde estás. No sabemos si lloras, si ries, si tienes amiguitos, si tus cuidadores te quieren. No sabemos si sientes frío, si has estado enfermita. ¿Habrás nacido ya? Lo único que sabemos es que nosotros llevamos casi tres años madurando nuestro amor por ti, que eres nuestra niña querida y deseada, y que estaremos esperándote todo el tiempo que sea necesario. Con este hilo rojo que vamos ovillando se podrían tejer miles de chaquetitas. No nos importa. Nosotros ya somos tu familia y te estamos esperando para brindarte todo nuestro amor. Estés donde estés y seas quien seas, eres ya nuestra Irene. Irene para tus hermanas, que te esperan, que te guardan sus juguetes "de pequeño", sus cuentos. Irene para papá, que no habla mucho para no desanimar a mamá con sus cálculos. Irene para mi, tu mamá, que te quiero desde hace tanto tiempo que a veces se me olvida que no estás aquí aún. Te llevo tan cerca, tan dentro, que dibujo tu cara en mi mente y me ha dado por pensar que cuando vea tu foto serás esa, la que tantas veces he imaginado.

      Querida niña... solamente quiero decirte que son dos años de registro y casi tres de proceso, pero que nuestro ánimo está alto, como el primer día, y que esperaremos todo lo que haya que esperar, que cruzaremos este desierto acompañados de nuestros queridos amigos, y que terminaremos de atravesarlo, aunque lleguemos exhaustos... haremos lo que sea para reunirnos contigo.

      Sujeta fuerte tu extremo del hilo rojo, y tira mi amor, tira fuerte. Pronto estaremos juntos y no habrá un centímetro de tu piel que no cubramos de besos, porque tenemos muchos guardados y somos cuatro  los besucones :-)

      Que Dios te bendiga, hija. Te quiero mucho,
                                    Mamá.


      PD. Ah! Y si finalmente eres un chico, no cambiaré ni una sola palabra. Femenino o masculino, solo es una cuestión de semántica.




      sábado, 20 de septiembre de 2008

      Blog del día; ¡premiados!

      Blog nombrado Blog del Día el 20/09/08

      Hace unas semanas os contaba que este blog estaba propuesto para ser elegido Blog del Día. Os pedí vuestra colaboración y es evidente que vuestra respuesta fue muy buena, porque nos han elegido Blog del Día, hoy 20 de septiembre.

      Este premio ya luce en nuestra estantería virtual. Aquí os dejo el enlace a su publicación, donde aparece una pequeña entrevista que me hicieron.

      Muchas gracias a todos los que lo habéis hecho posible.




      Dos sorteos

      Hoy me he apuntado a dos sorteos, a ver si hay suertecilla. Al primero he llegado a través del blog de mi amiga Moa, lo organiza El blog de las Minervas con motivo de sus 10.000 visitas, y el premio es una de sus preciosas Minervas, en cuanto las conozcáis las chicas os quedaréis prendadas de ellas. El sorteo se realiza el 3 de octubre, así que aún estáis a tiempo.


      El segundo lo organiza Siona, del blog Sionaland Projects, y lo he conocido gracias al blog de Chelo. El premio es una estupenda libreta Moleskine que adorará cualquiera a quien le guste escribir. Podéis apuntaros aquí, los requisitos son muy sencillos. La fecha límite para apuntarse es el lunes 29 de septiembre.

      Esto de organizar un sorteo es algo que me rondaba la cabeza, veo que ya no seré nada original, pero bueno, caerá. Estoy esperando el momento propicio. ¡Suerte para todos!



      viernes, 19 de septiembre de 2008

      Diccionario adoptante: El hilo rojo


      "Cuando un bebé nace, unos hilos rojos invisibles salen de su espíritu y conectan con todas las personas importantes que entrarán en su vida.
      A medida que el bebé crece, los hilos se van acortando, acercando cada vez más a aquellas personas que están destinadas a reunirse a pesar del tiempo, del lugar o de las circunstancias. El hilo puede tensarse o enredarse pero nunca romperse"
       


      Leyenda china.

      La leyenda del hilo rojo es un clásico entre la comunidad adoptante. No podía ser menos, dadas las circunstancias. Es inevitable que sintamos que nuestra espera tiene un final seguro al final de nuestro hilo rojo. Utilizamos esta metáfora porque expresa muy bien cada momento de nuestro proceso. Cuando empezamos, cogemos el hilo rojo que nos tiende nuestr@ hij@, y empezamos a ovillarlo. A medida que pasa el tiempo, cada vez tenemos más grande el ovillo, eso quiere decir que estamos más cerca del final. Si surge algún inconveniente, cuando lo solventamos decimos que teníamos bien sujeto el hilo rojo. No lo soltamos en ningún momento. Le pedimos a nuestr@ peque que lo sujete bien fuerte con sus pequeñas manitas, que pronto llegaremos. 
      Pero además, también en las relaciones que se establecen entre padres adoptantes vemos hilos rojos. Y existen, es verdad. Coincidencias en fechas. ¿Casualidades? No, es el hilo rojo. 
      Hablar del hilo rojo a alguien que no conozca el mundo adoptante no es lo normal, pero es seguro que entre todos nuestros amigos, incluso nuestra pareja, podemos encontrar hilos rojos, similitudes, casualidades.
      Un ejemplo. Mi padre y el padre de Luis se llamaban igual. Mi madre y la madre de Luis se llaman igual. El y sus hermanos son tres chicos y una chica, la pequeña. Yo soy la pequeña de cuatro hermanos también. Más aún. Luis es el segundo de sus hermanos. El segundo de mis hermanos también se llama Luis. ¿Sigo? :-)) Yo creo que efectivamente estábamos destinados a encontrarnos a pesar del tiempo, del lugar o de las circunstancias. ¿Por qué no llamarlo hilo rojo?
      Otro más. El primer hijo de los abuelos maternos de Luis nació un 2 de noviembre. Como Eva, nuestra primera hija. El segundo nació un 18 de octubre. Como Andrea, nuestra segunda hija. No voy a decir nada, pero hay un fecha que tengo anotada como muy probable para ser el cumpleaños de nuestra tercera.
       
      ¿Qué hilos rojos hay en vuestras vidas? ?¿Hay casualidades que hasta hoy no pensábais que eran más que eso?

      miércoles, 17 de septiembre de 2008

      ¿Luchar por besos?

      Es muy simpático este anuncio y está muy bien hecho. Pero señores maridos, no os engañéis... jamás de los jamases podréis competir con nuestros bebés. ¡¡Aunque éstos tengan 32 años!! ¡¡Siempre serán nuestros niños!! :-))







      lunes, 15 de septiembre de 2008

      Un reportaje sobre adopción

      En el número de verano (julio-agosto) de la revista Consumer que edita el grupo Eroski, apareció un reportaje que trataba sobre la nueva Ley de Adopción Internacional. Me parece que está bien tratado, sin los tópicos de siempre, y que ofrece una información, si bien escasa, muy clara. 
      He escaneado la revista. Podéis descargaros las imágenes (botón derecho, guardar como) o simplemente pinchar en ellas para hacer la imagen más grande.





      viernes, 12 de septiembre de 2008

      Milagro de abril

      Estarás esperando
      que un puñado de estrellas
      te vaya a buscar
      o estarás atascada
      en el borde del cielo
      y no puedes saltar...
      no sé, no sé.
      Estarás confundida
      y no sabes la ruta
      que viene hasta aquí ...
      O será simplemente
      que no quieres venir.
      ¿Qué será que no llegas?
      Este mundo ya es duro;
      y más duro sin ti
      ¿Qué será? ¿Por qué tardas?
      ¿Por qué pasan los años
      y no estás aquí?
      Corre, salta, despega:
      dale cura a este amor
      que no sabe morir.
      No me niegues la risa,
      tócame con las alas,
      milagro de abril.
      Has venido mil veces:
      entre sueños te he visto
      jugar por aquí.
      Pero igual que los peces,
      al tratar de tocarte
      te arrancas de mí.
      ¿Por qué, por qué?
      ¿No será que te escondes
      porque tu corazón desconfía de mí?
      O será simplemente
      que no quieres venir...
      ¿Qué será que no llegas?
      Suelta al fin las amarras
      y ven hasta aquí .
      Deja de ser poema
      y transfórmate en carne
      semilla y candil.
      Corre, salta, despega;
      dale cura a este amor
      que no sabe morir.
      No me niegues la risa,
      tócame con las alas,
      milagro de abril.




      Nota: Gracias a Silvia por darme a conocer esta hermosa canción.



      lunes, 8 de septiembre de 2008

      Geografía china

      Para muchos la geografía es una asignatura pendiente. La española la tienen más o menos dominada, Europa lo tienen casi claro, América se les complica y Africa y Asia son completamente desconocidas. Así que como para pedir que alguien conozca las provincias chinas. Pero, ¿no decimos que es casi nuestro segundo país? Pues a estudiar! Con este juego podéis empezar a situaros.
       




      Hay tres niveles. Yo empecé por el fácil y cuando terminé, el juego me preguntó: "De qué país eres?", jajaa... Evidentemente, no lo hice muy bien. 




      Nota: Muchas gracias a Conchi, la listera chino-alcarreña, por el enlace.


      viernes, 5 de septiembre de 2008

      A palabras tontas...

      Unos días antes de vacaciones, en las listas de AFAC nuestra querida Lego inició una conversación muy interesante. Hablaba sobre las cosas que debes escuchar cuando comentas la adopción con la gente. Sobre esto que hablaba yo en una entrada un poco antes de eso. Dentro de las múltiples burradas que contó la gente, me sorprendió leer que a una buena amiga mía su madre le había hecho un comentario prácticamente igual a uno que me hicieron a mi. El comentario más doloroso e hiriente que he escuchado hasta el momento. Ya lo conté en el otro blog pero como hace mucho de eso, lo recupero.
      Cuando iniciábamos los trámites debíamos escoger a una pareja para que fueran los tutores de nuestra peque. Nadie de la familia lo sabía, y aunque yo hubiera optado por elegir al hermano mayor de Luis y su pareja, que son padrinos de bautismo de Andrea, la duda de si tenían que estar casados o no nos hizo dirigir la mirada a otro lado. Casados solamente teníamos a mis hermanos. Y de ellos, escogí al más pequeño, el más cercano a mí en edad (soy la pequeña de los cuatro). Quedamos una tarde con ellos y les comunicamos nuestra decisión. La respuesta no fue la que yo esperaba ni mucho menos. Mi hermano se sorprendió mucho y nos dijo que no sabíamos lo que hacíamos. En el fondo tenía razón, no lo sabíamos, todo ha resultado mucho mejor de lo que jamás llegamos a imaginar. Mi cuñada me preguntó si las niñas lo sabían. Le dije que si, que ellas también habían participado en la decisión, y que estaban encantadas de tener otro hermano. Luego me dijo que si yo no podía tener más. Le contesté que no lo habíamos intentado, que simplemente habíamos optado por esta forma de ser padres, que no era mejor ni peor, solamente diferente.
      No recuerdo qué más salió en aquella conversación, pero si recuerdo que días más tarde me llamó por teléfono y empezó a contarme casos de niños adoptados que conocía, que si a uno le habían detectado una enfermedad que no sabían que tenía y mira qué faena (es lo que tiene, que se olvidaron la garantía del niño), que si otro gritaba a su madre y la insultaba en checheno (que digo yo que quién coño sabía checheno para saber si lo que hacía el niño era insultar)... Yo escuchaba sin contestar más que "claro", "ya", "si"... mientras pensaba "¿Y para qué me cuenta esta mujer todo ésto?" En un momento de la conversación, le dije: "Bueno, ya sabemos que habrá situaciones difíciles, pero estamos preparados para ello y eso no nos va a detener" (Apunto que creíamos estar preparados, madre mía, qué incautos!) 
      En ese momento, ella dio un giro en la conversación y me dijo:
      - Me da mucha pena por las niñas...
      - ¿Pena? ¿por las niñas? ¿por qué?
      Su respuesta fue ésta, letra por letra, nunca la olvidaré:
      - Porque no deja de ser una niña que viene de fuera a quitarles lo que es suyo...
      Esto lo recuerdo perfectamente, pero no sé qué contesté. Supongo que algo diría, pero mi mente estaba muy ocupada procesando lo que acababa de escuchar. 
      Tengo claro que su intención fue enseñarme los contras de mi decisión; ya no sé si también intentar que recapacitáramos y nos volviéramos atrás. Si fue así, ¡qué atrevida! No sé, realmente me cuesta mucho entender qué clase de persona pensaría eso y qué otra clase, o la misma, sería capaz de decirlo. Puedo decir, sin miedo a equivocarme, que desde entonces nunca he podido mirarla con los mismos ojos. Seguimos teniendo relación, una relación cordial además, pero me resulta imposible quitarle ese cartel luminoso que le sale en mitad de la frente con la frase "porquenodejadeserunaniñaquevienedefueraaquitarlesloqueessuyo" corriendo en letras rojas. Y no es rencor, de verdad. Muchas veces sonrío pensando en cómo actuará cuando venga "la niña que viene de fuera". ¿Será una más de sus sobrinas? ¿Será diferente? ¿Cambiará su actitud? Tampoco es que me importe demasiado. Titos y titas que le quieran no le faltan a mi peque. Pero, ¿se dará cuenta de hasta dónde metió la pata? ¿se acordará siquiera? ¿se lo recordaré yo? ¿o estaré más feliz que una perdiz y no tendré ganas de sacar la mala leche?
      Y hablando de todas estas cosas en la lista, recibí esta respuesta de un listero que se prodiga poco, pero de quien ya he guardado algunas respuestas porque son para enmarcar. Rafa me decía:
      Asunto: Dice un refrán chino... "en un bosque pequeño hay muchas clases de pájaros"
      Más allá de la sorpresa triste que te deja un ser cercano y tal vez querido cuando te dicen estas cosas, está la alegría de saber lo que jamás sabrías de no haber tenido las hijas que tenéis sobre vuestras respectivos familiares.
      Como bien dices Blanca, esas palabras se te quedan en el alma. Pero también se te habrá grabado a fuego que la sangre, la famosa llamada de la sangre, es algo que no sirve para nada en absoluto.
      Ya tenéis un motivo más para abrazar a vuestras peques hasta estrujarlas ;-)
      ¡ánimo! 

       
       

      miércoles, 3 de septiembre de 2008

      Mi lámpara maravillosa

      Dicen que soñamos cada noche, pero que normalmente no recordamos los sueños. Yo siempre digo que sueño mucho, lo cual no es estrictamente cierto, lo que ocurre es que recuerdo mis sueños con frecuencia. Y los que recuerdo siempre son los sueños malos o raros. Supongo que también soñaré que voy dando saltos a través de nubes de algodón, pero si me acuerdo de ese sueño es porque al final pisé una agujereada y me caí al vacío.
      Sueño a menudo con una habitación de la casa donde viví mis primeros nueve años. Era la habitación de mis padres y cuando sueño con ella está llena de escalones que suben y bajan, tipo a la escalera sin fin de Escher. Me paso la noche subiendo o bajando, es agotador. Otro escenario habitual es el patio de esa misma casa, en el que de pronto ha crecido una torre muy alta y estrecha, la miro desde abajo y no veo dónde termina, y de pronto estoy en lo más alto y... ¿a que lo habéis adivinado? Me caigo, si. Caigo y caigo durante segundos que duran horas y medio milímetro antes de llegar al suelo me despierto dando un grito. El grito es de verdad y despierto a Luis. También sueño con dramas varios, accidentes, fallecimientos, y me despierto llorando a lágrima viva. Luis se despierta también y me calma, me dice: “Tranquila, era un sueño”. Eso lo sé, pero hay que ver qué real lo he sentido. También soñar con situaciones en las que me siento impotente me hace llorar. Madre mía, ¡qué recapitulación! ¡Lo que tiene que aguantar mi pobre marido!
      Pero a veces tengo sueños bonitos que me llenan de ilusión. Por ejemplo, cuando iba a cumplir los 40 años, soñé que mi familia me hacía una fiesta sorpresa. Llegaba y  allí estaban todos, pero todos, todos. Mi padre (que en gloria esté), mis mejores amigas, que viven en Sevilla y Tenerife... y mis tres niñas. Sostuve a la peque en mis brazos mientras se reía cerrando sus ojos rasgados. Eva y Andrea me gritaban: “Mamá, ha venido Irene!” ¡Qué felicidad! Nunca hubo tal fiesta sorpresa, pero la verdad es que tengo tan vívido el recuerdo de ese sueño que es como si se hubiera celebrado.
      Y hace unos días tuve otro sueño precioso. Iba por la playa de Somo paseando, a mi alrededor Luis, Eva, Andrea, Irene... y Byron y Asia, jeje... todos íbamos vestidos de blanco y nos movíamos como a cámara lenta. Las niñas jugaban con los perros, el viento nos despeinaba... y de pronto el mar dejó a mis pies una lámpara. Una lámpara maravillosa, como las de los cuentos de nuestra infancia, cuando Aladino era Aladino  y no Aladdín. La cogí y la sequé con mi falda, y por supuesto salió el consabido genio concediéndome tres deseos.
       
      -¿Tres deseos?, pregunté, sin acabar de creérmelo.
      - Sí, afirmó el genio, aunque no escuche su voz.
      Así que me puse a pensar y le dije, mirando a los que me acompañaban:
      -         ¿Y qué más podría pedir?
        ***     ***     *** 
      Vale, claro que tengo tres deseos para pedir, pero no los voy a contar ahora. Quiero leer los vuestros. ¿Qué tres deseos le pediríais al genio de la lámpara? Aunque sé que los que estáis esperando vais a poner en primer lugar el mismo... ese podéis obviarlo, por evidente.

       

      lunes, 1 de septiembre de 2008

      Estoy leyendo

      Me gusta leer. Siempre me ha gustado, desde que recuerdo. Aprendí a leer en tres meses, cuando tenía cuatro años y desde entonces no he parado. Conservo algunos de mis cuentos de hadas, y la totalidad de mis libros de adolescencia. Eva ha empezado con algunos de ellos. A ella y a Andrea también les gusta mucho leer. Creo que hemos sabido transmitirles esta afición.
      Pero he pasado una época en la que apenas leía. No era capaz de concentrarme para juntar dos líneas seguidas, y ni siquiera los libros más interesantes conseguían engancharme. Tengo aparcados varios, uno que dejé a medio leer porque aunque me gustaba no lo estaba disfrutando como se merece. Esta época ha durado más de un año, durante el cual mi único acercamiento a la literatura fue escuchar el audiolibro "La catedral del mar". Por cierto, muy recomendable.
      Hace un par de meses volví al redil. La culpa fue de Harry Potter, aunque él no quería, fue casual. El año pasado le sugerí a una amiga que le regalara a Eva el primer libro de Harry Potter, "La piedra filosofal". Me dijo que estaba agotado. Hace dos meses, entré en Amazon para comprarme un libro que solamente está en inglés (Motherbridge of love, el texto muchos ya lo conocéis, es una belleza y estoy tras la pista de la próxima edición en castellano pero no pude esperar), y vi a Harry, el primer libro, en existencias y a un precio que no me podía creer (9 dólares, no llega a 7 euros), así que en el mismo pedido cayeron los dos.
      Empecé a leer "La piedra filosofal"... y mira que he visto la película más de una vez, pero me enganchó. Sin terminarlo, pedí "La cámara secreta", "El prisionero de Azkabán" y "El cáliz de fuego". Ya me he terminado los cuatro y el resto de la serie viene de camino desde los Estados Unidos. Eva me sigue a corta distancia.
      Mientras tanto, y para no perder la costumbre, he leído "El sobrino del mago" y "El caballo y el niño", de Las crónicas de Narnia, y mientras llega Harry desde Seattle, estoy con "El león, la bruja y el armario". Me queda "El príncipe Caspian" pero a la velocidad que se leen estos libros, no tardará mucho en caer. Y si, los estoy leyendo desordenados...
      Y haciendo un paréntesis, estas vacaciones cayó en mis manos "El niño con el pijama de rayas". Mi compi Mayka ya me había hablado de este libro, así que cuando lo vi en casa de nuestros amigos, se lo pedí prestado. Tardé nada y menos en terminarlo. Es un libro increíble. Quizá el final se vuelve previsible a tenor de los sucesos, pero no por ello deja de poner los pelos de punta. Os lo recomiendo vivamente.





      Estadisticas y contadores web gratis
      Estadisticas Gratis
      FaltaMenos.com Calendario

      Actividad: Hasta hoy llevamos