Bienvenida

Bienvenida
Déjanos tu comentario, sugerencia o saludo. Gracias por tu visita

viernes, 10 de mayo de 2013

Cosas que NO decirle a un padre (o madre) adoptivo

Hace unos días vi en Facebook un enlace a un artículo en inglés que se titulaba así. No consigo dar con el original, que era muy interesante :( prometo que si lo localizo de nuevo, pongo el enlace. Es que ni siquiera sé quien lo publicó. (Yo tengo cabeza porque en algún sitio hay que colgarse el pelo).

El caso es que me dio la idea de escribir mi propio post con esas cosas que creo que ningún padre adoptivo debería escuchar. Seguro que muchos ya habréis leído muchos artículos sobre cómo contestar a esas preguntas o comentarios. Este post no va de eso. Empiezo.



1. ¿Tienes más hijos? ¿Pero tuyos o adoptados? O la versión ¿ No te hubiera gustado tener hijos propios?

Mi hijo es mío. Es MI HIJO. No hay ninguna diferencia entre mis hijas y mi hijo, salvo la forma en que llegaron a nuestras vidas. ¿Quería a mis hijas cuando las llevaba en mi barriga durante 9 meses? Por supuesto. Pues imagínate a mi hijo, al que llevé 7 años en mi corazón.
Nuestros hijos son propios, da igual en la barriga de quien se gestaron.

Mejor: ¿Tienes más hijos? ¿Biológicos o adoptados?

Aún mejor: Si no tienes confianza, no preguntes. Pregunta por aprender, por crecer personalmente... si es simple curiosidad, abstente.

2. Utilizar las expresiones "madre verdadera" o "padre verdadero".

Los únicos verdaderos padres que tiene y ha tenido mi hijo somos nosotros. Del mismo modo es un error y me chirría mucho lo de "tu otro padre, tu otra madre".

Mejor: Madre biológica, padre biológico.

3. ¡Qué suerte ha tenido este niño!

Este comentario puede ser hecho con buena intención, pero si lo analizas fríamente no hay por dónde cogerlo. Si suerte es que tu madre biológica se vea obligada por circunstancias que desconocemos a abandonarte a la puerta de un hospital, o que vivas tu primer año y medio de vida en un orfanato por muy estupendo que éste fuera. Entonces ha tenido suerte, si.
Quien lo dice suele referirse a la suerte que ha tenido de estar con su familia. Cualquier padre adoptivo os dirá que son los padres quienes se sienten afortunados, bendecidos, con su hijo.
Mencionar que el niño ha tenido suerte además es considerar inferior su lugar y familia de procedencia, dando por hecho que hubiera sido desgraciado de haber permanecido allí.

Mejor: Habéis formado una familia estupenda.

4. La buena obra.

Esto me lo dijeron una vez cuando aún no teníamos a nuestro hijo. Me eché a reir y dije: "ya la hemos acabado, ha quedado estupendo. ¿Cómo? Ah, pensé que te referías a la obra del baño".
Luego, ya con mi hijo aquí, me lo han dicho alguna que otra vez. No con esas palabras quizá, pero con un "qué mérito tenéis".
No adoptamos para hacer una buena obra. Para eso se apadrina, se hace uno socio de AFAC y colabora con sus proyectos, por ejemplo. Adoptamos para SER PADRES. No tenemos más mérito ni menos que otros padres que deciden serlo por tercera vez. Ah, y el típico comentario "¿Y no te da pereza empezar de nuevo?". Pereza me da madrugar. Cómo me va a dar pereza cambiarle el pañal de mi hijo, si me río un montón con él, si es cuando le hago repetir palabras, cuando le hago cosquillas, cuando me dice que me quiere chucho... Si soy más feliz que una perdiz de tenerle, aunque esté todo el día agotada, aunque la casa esté hecha un desastre.

Mejor: Aquí el silencio es la mejor opción.

En general, es mejor no hacer demasiadas preguntas, a no ser que tengas verdadero interés en informarte sobre adopción o que haya confianza con los padres. Del mismo modo que no preguntas a una recién parida en el súper cómo tiene los puntos de la episiotomía. Bueno, que hay gente que lo pregunta todo, como decía una de mi pueblo, yo no soy cotilla, pregunto por saber.

Algunos padres adoptivos, a fuerza de escuchar tonterías, tienen la piel muy fina y estallan con el mínimo comentario. No es mi caso puesto que no he tenido que oír casi nada. Pero os puede ocurrir, que hagáis un comentario en principio inocente y os encontréis con una patada en la boca. Hace años, cuando Eva se preparaba para la primera comunión, a la salida de la iglesia vi a un padre con una niña china en brazos. No soy muy impulsiva y además me corto bastante, pero en ese momento ni lo pensé, me acerqué, saludé y le dije que estábamos esperando para adoptar en China también. Me miró como si fuera un gusano y me dijo: "¿Y qué? ¿Quieres entrar en el guetto?" Me quedé muerta. Todavía no sé cómo salí de aquella situación tan cortante. Obviamente aquel padre había tenido malas experiencias previas.

Resumiendo. Pregunta si hay confianza. Pregunta si de verdad quieres aprender sobre adopción. No hagas afirmaciones si desconoces la realidad. Que una vecina de tu primo adoptara hace diez años no te convierte en experto en adopción. Nosotros llevamos informándonos desde 2005 y aún hay muchas cosas que nos sorprenden.

©
¡Gracias por tu visita!
Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis
FaltaMenos.com Calendario

Actividad: Hasta hoy llevamos